Concurso de relatos sobre enfermedades crónicas

Concurso de relatos sobre enfermedades crónicas
Concurso de relatos sobre enfermedades crónicas. Pincha sobre la imagen y ...¡Participa!

11 de febrero de 2009

GALLETA


Me siento hoy como una galleta de jengibre, frágil, vulnerable, débil e indefenso. Quizá sean miedos por las revisiones, ya que hoy han empezado las pruebas; la primera, extracción de sangre (soy quejica, sí, pero es que lo paso tan mal, ver una aguja es marearme, y si va acompañada de sangre, ni os cuento).
Las galletas, de aspecto duro, se debilitan cuando se mojan en leche. Yo, de aspecto duro, me debilito ante la incertidumbre de qué pasará. Yo he luchado, yo lucho a diario, pero, el resultado del combate no soy yo quien lo dictamina, sino el juez, en este caso el médico.
No es que me obsesione con lo que pueda pasar, es más, intento distraerme para no pensar, y si pienso, busco la parte positiva de lo que ocurra, tanto si es buena la noticia como si es menos buena.
Cuando empecé con esto, me prometí a mi mismo vencer al cáncer, y si no fuera así, estar siempre con la cabeza bien alta, orgulloso de todo lo que he hecho, de la forma que he tenido en pelear. Pero el miedo siempre está ahí, ya que si me derrotara (cosa que no va a suceder), dejaría tanto aquí, que ni siquiera quiero pensarlo. Por eso mi actitud siempre ha sido la misma, positividad, mucha positividad.
A veces, ir subiendo escalón tras escalón, hasta llegar a la victoria, cansa, pero si miras hacia atrás, y ves todo lo que has recorrido, sin caerte ni una sola vez, te enorgullece de tal forma que te eleva hacia lo más alto. La actitud ante las cosas cuenta, y mucho, y yo he puesto mucha, tanta que en algún momento me han tachado de loco por ser feliz con cáncer. Y me pregunto yo, ¿por qué he de ocultar mi felicidad? Eso jamás lo haré, porque, aunque he estado cansado, o agotado, nunca me ha faltado una sonrisa en la cara, y lo más importante, esa sonrisa ha sido de corazón. Lágrimas ha habido muchas, como he contado en otras entradas, pero he reído más.
Soy como una galleta, aunque parezco duro, puedo desmoronarme, eso sí, después se juntarán los pedazos, y formaré una nueva masa, una nueva galleta, más fuerte y dura.
Es una incertidumbre, sí, pero sigo siendo feliz.

8 comentarios:

Zamora dijo...

TODOS SOMOS GALLETAS ,PERO NO TODOS SOMOS CAPACES DE RECONOCERLO ,TU ERS UN GUERRERO Y ESO LO VAS HA SER SIEMPRE.HAS LUCHADO ,LUCHAS Y LUCHARAS Y VERAS AL ENEMIGO DERROTADO , SEGURO QUE SI. YO TAMBIEN ME PONGO BLANDO PERO CUANDO VEO PERSONAS COMO TU ME DOY CUENTA QUE HAY QUE LUCHAR.
UN ABRAZO GUERRERO.

Bimbi(jarque) dijo...

Mi querido galleta de nata...eres un ejemplo para mucha gente así que no quiero verte así.Todos tenemos días,miedos lógicos.Yo tb me saco sangre cada 6 meses y pienso, joder me volverán a encontrar algo como cuando tuve la hepatitis.Sé que no tiene nada que ver,dios me libre,pero trato de decirte que somos humanos.Ojalá hubiera más gente como tú para hacernos valorar más las pequeñas cosas.
Arriba ese ánimo!!

Medeles dijo...

Carlos una cosa que me queda luego de leer tus posts y es, cómo somos de distintos pero cómo nos parecemos. Nunca me he comparado con galletas pero lo he hecho con animales y me gusta la comparación con el mitologico fenix, y los chivos o cabras de loma, vas a ver que de entre nuestras cenizas renaceremos mas fuertes que antes.Y que de nuestro lugar nadie nos mueve.

Un gran abrazo y aquí al frente reportandose tu compañero de batalla Colombiano. Enviandote buena energía y fuerza y lo que pueda de alegría con mis mensajes.

Un gran abrazo
Diego

Medeles dijo...

se me olvidaban que te iba a recomendar una canción de nuestra querida Mariah
se llama
Fly like a bird

Soledad Pérez dijo...

Querido galleta, ¡¡cuantas veces me he sentido igual que tu!! Tu eres fuerte, das la pelea, y aunque han habido lagrimas, han habido mas sonrisas, eres muy positivo y buscas lo bueno en medio de lo malo...¡¡cuanto nos parecemos!! me identifico plenamente con tu entrada. Podriamos hacer una hermosa caja de galletas con todos aquellos que siguen este camino.
Cariños

Dulós, 45 años, periodista. dijo...

Creo que te enorgullece ser un hombre fuerte por fuera y a la vez tierno y desmontable por dentro!

No pierdas nunca tu sonrisa. Vale millones, para ti y para los seres queridos que te rodean. La sonrisa es mágica, lo sabes?

Besos de corazón!

Bimbi(jarque) dijo...

Hola barquillito. Te he dejado un reto en mi blog además de recomendar a todo el mundo este rinconcito maravilloso.

Un abrazo brother de mis entretelas

Ángeles dijo...

Querido amigo:

Quiero transmitirte todo mi ánimo y mi cariño.

Todos nos sentimos a veces como galletas quebradizas, pero hay que seguir adelante. Por tus palabras se ve que eres más fuerte de lo que crees, lucha, lucha y lucha, nunca te canses de luchar, porque al final vencerás. En la vida hay batallas que a veces nos parecen imposibles de librar, sin embargo con perseverancia y sacando fuerzas de donde a veces creemos que no las tenemos, se vence, nunca lo dudes, VENCERÁS.

Me ha gustado mucho tu blog, a decir verdad, me he quedado sin palabras cuando iba a dejarte este comentario.

Sería un honor que si tienes un ratito libre te pasaras a hacerme una visita y me contaras lo que quieras de ti, en mi pequeño espacio siempre serás recibido con los brazos abiertos.

Me ha impactado tu blog.

Aqui siempre tendrás un abrazo lleno de cariño y una palabra sincera, si lo deseas.

Se despide de ti alguien que espera poder llegar a ser una buena amiga.

Mil besos desde Galicia,
Ángeles

Si te gustó esto, tal vez te interese...

Related Posts with Thumbnails