Concurso de relatos sobre enfermedades crónicas

Concurso de relatos sobre enfermedades crónicas
Concurso de relatos sobre enfermedades crónicas. Pincha sobre la imagen y ...¡Participa!

25 de mayo de 2009

CUENTO PARA LOU


En un reino muy muy lejano, se encontraba una princesita muy triste y desorientada. A pesar de ser la más revoltosa de su palacio, llevaba días sin apenas reír, sin apenas hablar. Pasó de lo inquieta y traviesa a pasar casi desapercibida, no se la oía. El motivo de tal cambio de actitud se debía a que notaba que al joven príncipe le daban más mimos que a ella. Se sintió marginada, como si ya al crecer el cariño y los mimos de sus padres los Reyes hubieran desaparecido, y los hubiera heredado su hermano el joven príncipe.


Así que cansada de tanto sufrimiento, decidió abandonar el reino donde vivía. Cogió su maleta preferida de colores mágicos, que cambiaba de color según el estado de ánimo. Cuando la agarró con fuerza, la maleta se tiñó de negro. La joven princesa, que era muy lista se dio cuenta que su estado de ánimo era como ese color, negro. Decidió coger todos los bártulos que necesitaba: su muñeca preferida, el cetro que su padre le había regalado al nacer para hacerle ver que gobernaría todas sus tierras el día que se convirtiera en reina, y su vestido más bonito.


Se sumergió por el bosque y alzó el rumbo hacia la montaña. Por el camino iba pensando que su madre la Reina no la echaría de menos. Así que iba soltando lágrimas a cada paso, y la maleta mágica seguía negra, cada vez más negra, un tono azabache que jamás había visto.


Por el camino, se encontró al señor Búho, que atentamente la miró y le preguntó - Joven princesa, que hace por este bosque sola y tan triste - a la vez que miraba el color de su maleta. Ella, alzando la mirada hacia el señor Búho le contestó - Mi madre, la Reina, ya no me necesita, presta toda mi atención a mi hermano el joven príncipe. Creo que ya no soy su princesa, sino una más de palacio- mientras se secaba los ojos. El señor Búho, exhausto con lo que la joven princesa le estaba diciendo, decidió investigar lo que pasaba en palacio. Despidió a la joven princesa y voló hacia palacio, no sin antes dar aviso a la señora golondrina, para que la siguiera y no la perdiera de vista.


La joven princesa continuó su camino hacia un mundo desconocido, donde se iba topando con cientos de animales, algunos buenos, que la intentaban convencer de que volviera, otros animales no tan buenos, e intentaban robarles la maleta mágica con el cetro poderoso que el rey había mandado a construir por los magos más importantes del reino. Al estar la señora golondrina vigilándola, conseguía espantar a los animales malvados, excepto a la serpiente tricolor. Ésta propuso a la joven princesa ser su guía por el bosque, y para que la niña no cargara con la maleta mágica, insistió en ser la portadora de la maleta. La joven princesa accedió, y la serpiente, al tenerla en su poder, salió corriendo. Entonces, comenzó a llorar, y a extrañar a su madre la Reina, que siempre resolvía todos sus problemas. Intentó perseguir a la serpiente, pero no lo logró. La señora Golondrina lo intentó hacer también, pero sin éxito. Se quedó sola entre tantos árboles, perdida y desorientada.


Mientras tanto, el señor Búho llegó a palacio. Buscó a la Reina, y la encontró en la habitación del joven príncipe. Estaba cabizbaja, ya que el príncipe estaba enfermo. Tenía una enfermedad que requería todo la atención del palacio. Por eso la Reina tenía que pasar mucho tiempo con el joven príncipe. El señor Búho se acercó a la Reina y le susurró en el oído - tengo que hablar con usted sobre la princesa- . La Reina lo miró con miedo, ya que temía que le hubiera pasado algo.

El señor Búho le contó la historia y los ojos de la Reina se nublaron de tristeza y lágrimas. - No puede ser, si la princesa es la niña de mis ojos, pero el joven príncipe me necesita-, decía. El señor búho le comentó la posibilidad de implicar a la princesa en el cuidado de su hermano, para que se sintiera lo más útil posible. A la reina le pareció fantástica esa idea, así que el señor Búho voló rápidamente hacia la golondrina para traer a la princesa. Cuando llegó, vio a la joven princesa llorando.

- Majestad, tengo que hablar con usted-, le dijo el señor búho. - Después de que me contara lo que le pasaba, decidí ir a hablar con su madre y me contó lo que ocurría. Hablando con ella me comentó que su hermano está débil, y necesita que su familia lo arrope. Como usted es joven, no ha querido su madre preocuparla, pero ahora que se ha marchado del palacio, se encuentra muy triste, y su hermano el joven príncipe también. Así que si le parece corra hacia palacio, abrace a su madre y sobretodo a su hermano. Entre todos haréis que su hermano se ponga fuerte-. La joven princesa comenzó a sonreír, y, la maleta mágica que había robado la serpiente comenzó a cambiar de color. Del negro fue pasando al marrón, ya estaba naranja, rápidamente se tornó amarillo, y finalmente se formó un arco iris en la maleta. Con la ayuda de la señora golondrina, y la magia del cetro del interior de la maleta, consiguieron arrebatarla y devolvérsela a la joven princesa.


Cuando llegó a palacio, fue en busca de la Reina, a la que abrazó y, en ese abrazo, sintió que jamás la había dejado de querer, comprendió que el joven príncipe necesita su ayuda.


Desde entonces, pasó más tiempo con su joven hermano, al que poco a poco, fue llenándose de esa vitalidad de su mágica hermana, hasta que venció su enfermedad.


Y colorín colorado, este cuento ha acabado.





P.D. Este cuento va por el hijo de Lou. Si lo lees, por favor, mándame un mail o agrégame al messenger. Desde aquí te mando mi abrazo más sincero y cargado de energía.

11 comentarios:

el murcielaguito dijo...

Amigo, aparte de emocionarme y mucho con el relato del cuento, que dicho sea de paso, tantos hay en el mundo que sufren y pasan lo mismo... pues en mi caso ha sido algo que me llena de esperanza y vida, ya que por hoy, mi relación con mi hija de 14 años esta quebrada, por un lado, porque me dedico a mi familia que me necesita y ella, vive con su madre, mi primer esposa en otro lugar, se alejo mucho pues dice que siempre estoy triste y deprimido, pero la realidad es que estoy triste porque ella no esta y no lo entiende... tal vez este cuento me sirva para que ella comprenda como son las cosas...

Gracias pues aqui las lecciones de vida son fuertes y con sabiduria!

un gran abrazo

Anarquista dijo...

Carlos! Me haces emociona desde temprano, es hermoso el cuento!!! Gracias por compartirlo con todos nosotros!!!!
El video tambien es fuerte, al menos para mi que estoy pasando por esa situacion, y que tambien me vi reflejada con la nena que se corto el pelo, lo hice cuando mi hermana que tenia cancer y por las quimios, se le cayo el pelo, para que no se sienta mal, con mi mama nos cortamos el pelo, para luchar a la par de ella...
Besos

Jo

Txispas dijo...

Es uno de los cuentos más hermosos que he leído, gracias.
El anuncio... cada vez que entro en tu página lo veo (en la barra lateral) y aun me sigue emocionando.
ojala no existiera esa enfermedad, por lo menos en niños... es tan cruel...

alma máter dijo...

El cuento es precioso!! gracias por compartirlo..

Y este anuncio ¡uf!! la primera vez que lo ví me emocioné, y cada vez que lo veo, se me saltan las lágrimas.

Un abrazo Carlos.

María Laura dijo...

HOLA CARLOS, YO A PESAR DE MI EDAD, ME SIENTO COMO ESA PRINCESA, LA DIFERENCIA ES QUE MI HERMANO ES FUERTE Y SANO, Y YO NUNCA HE SENTIDO EL AMOR QUE MI MADRE DICE TENER POR MI.

HE PASADO MI VIDA, ESPERANDO ESE ABRAZO SINCERO, ESE QUE TAL VEZ YA NO PUEDA RECIBIR,

SON CARENCIAS DE LA NIÑEZ QUE EN LA VIDA ADULTA, NUNCA SE SANAN.

ES POR ESO QUE TE PIDO.

SI TIENES HIJOS?
ABRÁZALOS Y DILES QUE LOS AMAS,
AL CRECER TE LO AGRADECERÁN.

BESITOS.

Lou Perea dijo...

Carlos, no sé por qué pensé que no habías leído mi comentario, ¡qué sorpresa, qué cuento tan precioso!, se lo leeré a mi hada, pero a ella solita, para que se sienta tan especial como realmente es.
Mañana le harán un aspirado medular a mi hijo, a ver si su enferemedad mínima residual es negativa, espero que así sea, si toda va bien "sólo" nos quedarían 18 meses de quimioterapia por via oral.
Pensarás que soy una antigua, pero no funciono con messenger, pero si pinchas en mi nombre te llevará a mi blog, que es donde ahogo mis penas y canto mis alegrías.
Espero que esto que estamos viviendo tu y yo sea sólo un mal recuerdo.
Un beso y gracias de nuevo.

Lou

Carlos Mateo Beltrán dijo...

Me alegro que te haya gustado el cuento. Desde el primer día que me escribiste te leí, pero cada vez que me ponía a inventarme un cuento, me bloqueaba, quería que fuera sencillo, que le llegara a la princesa fácilmente, captando el mensaje. Me he tomado algunos días, muchos borradores, y el resultado lo hice en diez minutos. Como en el otro mensaje que me dejaste no salía enlazada la dirección a tu blog, no sabía como localizarte. Sólo quiero decirte que aquí estoy para lo que necesites. A mi me punzaron la médula hace un año y algo más, y bueno, pues aquí estoy. Verás como los resultados son los esperados, y es que los niños son de una pasta especial. Ya estamos en contacto, y, auqnue no funcione por messenger, tienes mi mail para lo que necesites. Muchos besos tanto al peque, como al príncipe como a la princesa. Y por supuesto un gran abrazo para ti y tu marido, recordad, no estáis solos

María Laura dijo...

CARLOS,

VINE A AGRADECERTE EL COMENTARIO EN MI BLOG,

Y AUNQUE ME DA UN POQUITO DE VERGUENZA, EL HECHO DE QUE ME DIGAS PRINCESA, FUE UN MIMO RE LINDO.

GRACIAS!!!

Y QUE BUENO, QUE LES DIGAS A TUS HIJOS CUANTO LOS AMAS.

BESITOS Y GRACIAS OTRA VEZ.

pepi dijo...

Me ha encantado tu cuento para mi amiga Lou y su princesa,y me ha emocionado. Gracias.

Dulós, 45 años, periodista. dijo...

Hola mi guerrero preferido!
Qué tal te encuentras?
Por cierto, no te he felicitado por tu cumpleaños. Ahí va: ¡Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz, te desea Dulós, cumpleaños feliz!!!! (ponle música, por favor).
Tenemos tanta vida por delante, y tan larga! Disfrútala segundo a segundo. Y saca esa fuerza que tienes!!!!! Besos, Rey!!!!!

Dulós, 45 años, periodista. dijo...

CARPE DIEM!

Si te gustó esto, tal vez te interese...

Related Posts with Thumbnails