Concurso de relatos sobre enfermedades crónicas

Concurso de relatos sobre enfermedades crónicas
Concurso de relatos sobre enfermedades crónicas. Pincha sobre la imagen y ...¡Participa!

6 de febrero de 2010

TENSIÓN, EMOCIÓN Y VICTORIA

Como todo partido, empieza y termina, con un resultado favorable, desfavorable o empatado. Yo he terminado mi partido, y el resultado no podía ser mejor, el resultado se ha grabado en cuerpo, el resultado me acompañará el resto de mi vida, de mi nueva vida.

Antes de hacer la crónica de ese mi partido, mi gran partido, es justo hacer mención a la operación a la que me sometí. No fue precisamente coser y cantar.

A las once y media entraba en una sala fría, muy fría. Temblaba, tiritaba, por frío sí, pero por nervios también. Una enfermera que para ser justos era muy simpática comenzó a prepararme. Me cogió una vía en mi brazo donde gotas de suero regaba mis venas, se unían a mi sangre (mi sangre es una campeona...) para distribuirla en mi cuerpo. Me acomodó para poder trabajar agusto el cirujano y yo poder estar en la posición más placentera dentro de lo que cabe. Y seguía tiritando, más aún si cabe. Note el frío del yodo sobre mi ex bulto y pensé - ya está todo, ahora sí que no tengo escapatoria, tendré que someterme a esta operación-. Y es que es tanto mi terror a un quirófano, que un día tenía cita para quitarme un lunar y a los cinco minutos restantes de la cita, abandoné y me fui.

Llegó el cirujano, un señor que intentaba calmar mis nervios hablándome y preguntándome. Antes de la operación, le pregunté que si podría ver el tumor una vez que lo quitaran, a lo que me dijo que sí, que me enseñaría el bote. Quería ver el culpable de mis días de insomnio este verano cuando me lo noté. Y empezó a introducirme anestesia local en la zona. A cada pinchazo daba un respingo (lo sé, soy peor que un niño chico, pero es que me duele tanto mi cuerpo....), y tras dos o tres pinchazos me dice - tú te has sacado líquido medular no? pues eso es dolor, esto no-. Me dejó sin palabras, aunque seguía dando respingos... La sorpresa fue cuando abrió y vio que no era tan fácil como pensaban. El tumor había crecido, y estaba muy profundo, apalancado en la costilla y en el músculo. No voy a describir todas las sensaciones y dolores que tuve, que no fueron pocas, a cada momento me inyectaban más anestesia. La operación de 20 minutos que duraría duró 45. Finalmente sacó el tumor de mi cuerpo y procedió a hacerme un remiendo en mi piel.

Debido al dolor y miedo que había pasado, cuando me fui a incorporar me puse (y son palabras textuales de la enfermera) verde, mi rostro estaba verde. Corriendo me hicieron un electro, toma de tensión, pruebas en visión. Diagnóstico... nervios, tensión, miedo, dolor. El cirujano me dijo -¿quieres ver el tumor? - a lo que le contesté como pude que no, porque sería capaz de cogerlo y lanzarlo con todas mis fuerzas al horizonte. Tras un rato en reanimación, me fui a casa, donde mejor podía estar, en mi sofá, en mi cama, en mi hogar. Mi lipoma ya estaba encerrado en un bote, y yo me sentía más aliviado, dolorido, pero aliviado.

Pero horas antes de esto, tuve cita con la hematóloga, mi hematóloga. La verdad es que debido a las numerosas visitas que hemos tenido, la considero algo mío ya. Al principio me asustó, porque me dijo, entras tú primero. Miré a mi mujer y le dije, oh oh, esto no va bien, no me ha gustado eso de que me mirara, y habiendo tantos por delante mía me haya dicho eso. Los nervios se apoderaron de mí (vaya día de nervios que me tiré). Entré y antes de sentarme dijo unas palabras mágicas, palabras que son valiosas como diamantes, palabras que te abrazan y te elevan a lo más alto, palabras que erizaron toda mi piel. Mientras yo movía la silla para tomar asiento oí que salió de su boca- Carlos, ya no hay nada en tu sangre, el pico monoclonal ha desaparecido- No puedo explicar lo que sentí. No había rastro de cáncer en mi organismo. Quedaba un pico que llaman ellos que me dijo que quizá no desapareciera, pero que no pasaba nada, era algo con lo que podía vivir. El que haya desaparecido no es otra cosa que mi recompensa, que mi lucha ha servido, que he ganado, HE GANADO...

Por seis días de diferencia no ha coincidido con la contrapartida que ocurrió hace dos años, cuando me diagnosticaron cáncer. Ese día intenté no llorar, y en esta ocasión también decidí no llorar, sino reír, reír a más no poder. Y cosas de la vida, hace dos años mi mujer que me acompañaba cuando me dieron la noticia, ahora también ha sido ella la que me ha acompañado en esta dicha. Y como hace dos años lo primero que hice fue llamar a mi madre para darle la mala noticia de mi enfermedad, esta vez ha sido igual, pero con la diferencia de que le dije que estaba curado, que el cáncer se ha ido de mis venas, de mi sangre, de mi cuerpo, de mi vida.

Pensé en todos mis familiares, que lo han vivido conmigo sin dejarme caer, pensé en mis amigos, que han estado conmigo a cada momento, y pensé en todos los luchadores que me han acompañado en este blog, que he conocido por las palabras aquí escritas, que como si fuésemos amigos de toda la vida hemos llorado y reído, nos hemos desahogado.

Lo dicho, ha sido un día de tensión, de emoción, de victoria......

15 comentarios:

Evaasecas dijo...

Que buen post. Me alegro un montón de poder leerlo. Sabes que eres afortunado y agradeces a la vida lo que te da.
Lamentablemente no siempre es así, pero ahora que leo esto me atrevo a invitarte a que leas una versión diferente.
Fueron quince capítulos pero podría haber escrito doscientos más.
Te mando un abrazo enorme y también otro a tu familia, son tan importantes en tu recuperación como tú mismo dices en tu blog.

Gracias por tu testimonio, aquí el enlace por si te apetece leerlo.

Enhorabuena, valiente.

Lucerito dijo...

Carlos no sabes cuanto ansiaba leer esta entrada, y por fin ha llegado, me haz hecho recordar mis operaciones, cuando estas ahí y el frío se apodera de ti, mientras cualquier cosa puede pasar... es el miedo manifestandose...

Sabes yo también quería ver el tumor, tenía unas ganas tremendas de decirle, por fin estas fuera de mi cuerpo desgraciado, maldito, pero no me lo enseñaron, cuando desperte de la anestesia fue lo primero que dije, quiero ver el tumor, pero creo que pensaron que deliraba y no me lo enseñaron... jaja.. bueno ni modo... lo importante es que ahora esta fuera de nuestro cuerpo y ya no tenemos que preocuparnos más por él.

Y bueno esa victoria que haz tenido y justo antes de la operación ha sido tremenda, haz ganado, eres un campeón y te felicito por que ahora todo vale la pena. no lo crees??

Muchisimas felicidades, disfruta de tu triunfo, amigo guerrero, compañero de lucha, que hemos ganado!!!

Un abrazo muy grande, estoy muy muy cotenta por ti y por mi...

Carmen dijo...

Carlos, he estado todo el fin de semana pensando como te había ido la operación. Hoy cuando me he conectado y he leido tu entrada las lágrimas que corrian por mis ojos me impedian leer. No lloraba de tristeza sino de alegria. Bravo has ganado. Bravo y bravo. Muchas felicidades. ahora a ser feliz a disfrutar.
Un abrazo radiado como tu dices o dos o tres

Txispas dijo...

Lo sabía, eres demasiado grande para que algo tan pequeño acabara contigo.
Tienes algo que hacer en esta vida, tienes que ver muchos amaneceres, tienes que ver mucho en los ojos de los que te quieren.
Tienes que seguir pintando el mundo de colores, porque tus colores son más vivos ahora que antes, porque ahora tienes un motivo más para seguir adelante, uno más grande, más fuerte y más importante... la esperanza de que hay veces que se sale, que se logra vencer, que una parte la hace la medicina y otra muy importante la pones tú.
Gracias por ser como eres, gracias, cada lágrima que tengo ahora en la cara es de alegría por tí.

Lou Perea dijo...

Eres mi héroe, de hecho si te pusieras los calzoncillos por fuera, te llamaría Superman sin dudarlo.
Ahora que el enemigo está fuera hay que mantenerlo alejado, así que ya sabes comida sana, vida sana y mimitos a tu santa esposa y a tus niños, que eso lo cura todo.
Un abrazo enorme, no sabes cuánto me alegro de leer tu entrada, ahora, deja que llueva...
Besos

Lou

CLARA MONTES dijo...

Admirado Carlos :
Te contesto a tu mail con admiración por que eso es lo que sentí cuando leí tus palabras. Las personas que como tu se enfrentan a una enfermedad con valentía y encima con generosidad hacia los demás eso es lo que me provocan ... mucha admiración , respeto y cariño.
Justamente tengo varios amigos muy queridos peleando contra el cáncer , una (Carmen) creo que ha ganado la batalla y su entereza y energía son para mi un ejemplo . Otro (Manuel) esta en plena lucha y aun no se como acabara todo estoy segura que pelea con ganas.

Lo que si puedo decir es que es verdad que la palabra cáncer asusta , pero he visto a muchas personas superar esta enfermedad y cada vez son mas ... así que si mis palabras sirven de animo para algunas personas que estén luchando contra el cáncer que no se desanimen que ya no es una enfermedad mortal y en muchos de los casos se gana la batalla.

Gracias Carlos por contarme tu caso y por hacer este block para compartir y ayudar .

Para ti y todas las personas que leáis el block todos mi cariño y fuerza.

CLARA MONTES
Cantante

Doria dijo...

Carlos!!!!! ENHORABUENA!!!
Qué felicidad más grande, llevaba tiempo sin saber de tí y pensé en que estarias muy liado, pero no imaginaba que el tiempok de espera sería para traer la mejor noticia del año.
mil besos

FIFTY-ZEN-50 dijo...

muchas felicidades carlos...

me alegratanto leerte y ver q todo esta bien has ganado una batallamas bueno la ultima batalla
de ahora en adelante a vivir feliz y disfrutar de todo lo q antes no has podido

un abrazo

Carlos Mateo Beltrán dijo...

Gracias por esas palabras que emocionan tanto. No suelo contestar a los comentarios que me van dejando, pero hoy sí lo voy a hacer.

- EVAASECAS: Sé que no siempre sale uno victorioso, pero hay que agarrarse a lo que sea para poder salir. Incluso la muerte no llega a ser el fracaso, a pesar de ser ateo, siento que muchos que nos han abandonado siguen luchando desde donde estén. Leeré ese blog y te diré mis impresiones. Gracias de veras.

-LUCERITO: Mi lucerito, gracias por esa sonrisa tan bella que siempre tienes. Gracias por compartir tu victoria para mi fundación, tu victoria es mi victoria.

-CARMEN: Gracias por emocionarte con mi victoria. Como ya hemos hablado por teléfono, somos unos luchadores, que experiencia tenemos ya eh.... Haberte conocido ha sido un placer, y ojalá que contagiemos a todo el mundo nuestra fuerza y lucha.

-TXISPAS: Qué decir de mi rubia preferida. Conocerte ha sido una suerte, el destino me llevó a ti, y tú estás haciendo realidad mi sueño. Me emocionan tus palabras, y solo atino a decirte que te debo tanto que no sé como te pagaré (eso sí, espero que por lo mal que lo he pasado en la operación me restes algunas collejas de la lista...).

- LOU PEREA: Majestad, te juro que pensé mucho en tí el viernes. Tenía ganas de darte la noticia, y pronto, muy muy pronto pondremos la victoria del joven príncipe en el océano de las victorias. EStamos preparando PEKENUBES y tu opinión en este espacio me interesa mucho, este espacio es para el joven príncipe.

-DORIA:tengo un mail pendiente para ti. Qué tal Manu? Gracias por tus bellas palabras, y decirte que estoy a tu disposición para lo que quieras, no lo olvides nunca nunca nunca....

-FIFTY-ZEN-50: Gracias, doble gracias, primero por tus palabras dedicadas en tu blog a mi sueño, y gracias por leerme y alegrarte de mi victoria (cuantas veces soñé poder decir esto...). Por supupuesto que sigo ese consejo de que voy a vivir feliz y disfrutar de todo, voy a por ello, es mi objetivo.

- CLARA MONTES: Qué honor tan grande recibir tus palabras, tu voz es tan dulce como tu alma, estoy seguro. Ánimo para esos amigos, en la fundación http://fundaciondejaquellueva.blogspot.com estamos para ayudar a quien desee. Reitero mis gracias, mil gracias.

Abrazos infinitos para todos (y radiados, que abrazan más...)

Dulós, 46 años, periodista. dijo...

Ves como somos "paralelos"?
Yo tampoco no tengo ni rastro de cáncer en mi cuerpo. Tú y yo nos recuperamos a la par. Porque tu fuerza y la mía son igual de poderosas!! Creételo, amigo mío!!! No decaigas, porque yo voy contigo. O sea que se consciente de tu responsabilidad conmigo.
Besos y abrazos!!!!!

irene dijo...

Vengo del blog de Alma, me alegro enormemente, Carlos, es esperanzador leer tu relato, seguro que ayudará a mucha gente.
Mis mejores deseos en tu nueva vida.
Un abrazo.

Carlos Mateo Beltrán dijo...

- DULÓS: Mi dulós, mi gran amiga dulós. Tenemos eso que se llama simbiosis. Sabes lo especial que eres para mí, y eres una luchadora nata. Tienes toda mi admiración y todo mi cariño. Tienes un amigo para lo que necesites, y a ver si nos vemos y celebramos nuestras victorias.

- IRENE: GRacias por unirte a mi felicidad. He visto tu blog y desde aquí todo mi cariño para esas personas a las que nombras...

Manu dijo...

Hola Carlos! soy Manu, el marido de Doria.
Me alegro de tu victoria definitiva en el partido, yo estoy en el descanso del mio, leerte me dá mucho ánimo para jugar la segunda parte.
Tu victoria es la de todos!!
un saludo y abrazo (el mío todavía no está radiado, para la semana próxima lo estará)

Rosa dijo...

Me alegra tanto leer esta entrada en tu blog. El camino ha sido difícil pero ha merecido la pena. Enhorabuena.

embrujo dijo...

HE LLEGADO TARDE PARA DARTE MI APOYO, QUE EMOTIVO TU BLOG NUNCA NOS DAMOS CUENTA DE LO QUE ES HASAT QUE LO TENEMOS, EN FIN YA SOLO ME QUEDA DARTE LA ENHORABUENA POR TU VALENTIA, LUCHA CONSTANCIA Y TESON. FELICIDADES Y AQUI UN AMIGO PARA LO QUE QUIERAS

Si te gustó esto, tal vez te interese...

Related Posts with Thumbnails