Concurso de relatos sobre enfermedades crónicas

Concurso de relatos sobre enfermedades crónicas
Concurso de relatos sobre enfermedades crónicas. Pincha sobre la imagen y ...¡Participa!

17 de noviembre de 2008

NERVIOS, NERVIOS Y MÁS NERVIOS


Se aproxima el día, pronto conoceré el estado de mi enfermedad, y es inevitable sentirse nervioso, muy nervioso.
Aunque anteriormente conté como he aprendido a saber esperar, para esto aún no me he acostumbrado, incluso pienso las dos opciones posibles que hay, para estar prevenido, pero, ¿se puede preveer los sentimientos ante noticias tan importantes?
Para mí, estos días son un quebradero de cabeza, me digo, sí, sí, seguro que todo va a ir genial; pienso también,¿ y si me sale que no va tan bien como debería? Entonces empiezan en mi cabeza las neuronas a discutir (incluso me las imagino cual dos colaboradoras de programas de debate defendiendo cada una su postura). Confío y deseo que todo vaya bien, me lo merezco, he aprendido la lección que me ha dado el cáncer, me cuido, me mimo, me valoro, y lo más importante, he aprendido a que todos somos vulnerables, así que, necesito tener mi recompensa a toda esta angustia. Quizá suene a egoísta, pero también me he convertido en egoísta, en la dosis justa y necesaria para vivir, no más, no para hacer daño. Antes pensaba menos en mí y más en los demás; ahora primero estoy yo, y después los demás.
El miércoles es mi nuevo jucio salomónico, ahí descubriré en qué punto se encuentra mi victoria. En dos días averiguaré cuanto de fuerte he sido, comprobaré lo magnífico que es mi organismo, que con la ayuda de las radiaciones que me han dado, está luchando hasta la saciedad contra un tumor de nombre feo, muy muy feo.
Quiero no pensar, pero cuanto más quiero no pensar, más pienso. Deseo convencerme de que todo va a ir a las mil maravillas, pero cuanto más deseo eso, más me nublo. Será lo que tenga que ser, eso está claro, y seguiré con mi lucha, iré a por todas, porque esta guerra solo tiene un vencedor, y os garantizo que mide más de seis centímetros.
Ay dios, solo tengo nervios, nervios y más nervios............

5 comentarios:

angels blog dijo...

Hola Carlos,

Vencerás tú, porque ya has vencido.

No te angusties, porque eso no te ayuda a mejorar las cosas, al contrario, si estás nervioso, no duermes bien, no comes bien...

Tú ya no necesitas saber quien gana, ya te has conocido a tí mismo seguramente mucho más que "antes de..." y te has dado cuenta de lo fuerte que eres.

Y de todos modos, te deseo mucha suerte y que los resultados te sean propicios.

Pero tú con ánimo, con mucho ánimo. Que ya sabes, más vale un minuto en positivo que en negativo, al fin y al cabo, el segundo no te va a ayudar a nada.

Un abrazo y muchísima fuerza, esta vez será mi energía quimioterápica (que no llega a la categoría de la radiada), la que te apoye.

Àngels.

angels blog dijo...

Perdona, pero mi energía quimioterápica, también tiene su fuerza ¿eh?

Àngels.

Iris de Brito dijo...

Yo también te mando una fuerza inmensa como la de un tsunami. Mi tsunami va a cruzar todo el atlántico y te va a acompañar.
Sos un campeón !! (pero eso ya lo sabés, hehe)
Un abrazo lleno de energía (la mía es de radio...y está fresquita, de esta mañana)
Iris

Luisa dijo...

pues yo te mando energía "radiada" y "quimioteràpica", o sea, una ráfaga de "tío tranqui, que todo va bien"...
ah, y que el mañana es nuestro...

Anónimo dijo...

Muchísima suerte para mañana!
Ánimo que todo saldrá bien.
Saludos!

Si te gustó esto, tal vez te interese...

Related Posts with Thumbnails